Por un buen periodismo en tiempos de conflicto y posconflicto.
Consulta las mejores historias periodísticas pasadas y presentes.
Sus autores cuentan cómo lograron desarrollarlas, sus experiencias y lecciones aprendidas.
11-11-2015

El reto de hacer una historia periodística sobre un problema social en el que hay muchos intereses en juego

El reto de hacer una historia periodística sobre un problema social en el que hay muchos intereses en juego

Carolina Tascón, periodista de Blu Radio en Cali, realizó una crónica radial de 31 minutos en la que abordó las múltiples aristas de un problema social que amenaza con estallar a orillas del río Cauca en esa ciudad. "El Jarillón de río Cauca, reflejo del abandono estatal en el Pacífico colombiano" le da la voz a los afectados, pide explicaciones a las autoridades y deja ver los intereses de personas que quieren hacerse pasar por víctimas y que hacen más compleja la solución del problema. A continuación Carolina cuenta cómo se enfrentó a esas voces y a esas historias que no siempre resultaron ser de verdaderas víctimas y cómo realizó el trabajo de campo en un lugar en el que la inseguridad o la agresividad podían aparecer en cualquier momento.

Los aciertos del trabajo

¿Qué destaca de su historia periodística?

El trabajo de campo, usualmente las notas sobre el Jarillón se han hecho en jornadas institucionales de la alcaldía de Cali. Nosotros fuimos a los directamente implicados, a indagar sobre su percepción y las dificultades y travesías que han tenido que afrontar en su desplazamiento desde su ciudad de origen. También hablamos con las diferentes administraciones implicadas en el control de invasiones y programas de reubicación para evaluar la dimensión del problema en todo su contexto.

¿Por qué cree que gustó la historia?

Porque la contamos desde adentro, desde el sufrimiento de los desplazados. Pero también con las explicaciones técnicas y oficiales de lo que ha pasado, visualizando culpables y victimarios.

¿El método de trabajo fue el adecuado? ¿Por qué?

El método fue el contacto directo con los afectados y luego la búsqueda de respuesta. Sí funcionó porque al espectador le deja un contexto completo de un problema que ha crecido con el tiempo y que no ha podido solucionarse en mayor medida, pero en donde ya se vislumbra una primera opción de reconciliación y reubicación.

 

Dificultades y dilemas éticos

¿Cuáles fueron las principales dificultades de su trabajo periodístico?

La seguridad, el Jarillón tiene sectores peligrosos y decidimos ir sin Policía ni funcionarios locales para evitar que la comunidad, que estaba sensible por los censos incompletos, se tornara indiferente o agresiva. Optamos por trabajar con líderes comunitarios que nos guiaron.

¿Tuvo dilemas éticos?

Creo que no dejarse afectar por las historias es una utopía, pero también se perciben muchas personas que quieren aprovecharse de los programas de subsidio y viviendas gratis. Entonces se llega un momento en que uno no sabe quién es realmente una víctima.

¿Cómo los resolvió?

Con muchas entrevistas y diferentes puntos de vista. En medio de las contradicciones se detectan muchas verdades.

¿Recibió presiones durante y después del trabajo periodístico? ¿Qué tipo de presiones?

Cuando estábamos en el Jarillón hubo momentos de tensión por personas que se acercaron agresivamente a preguntar qué hacíamos, pero al explicarles se desahogaban y cambiaban de actitud. También se presentaron algunas presiones desde la administración que querían que su versión fuera única.

 

Sobre las fuentes

¿Faltó alguna fuente por consultar?

Creo que se nos fue la mano en entrevistas, pero todos tenían una percepción diferente y eran necesarias para contarlas desde diferentes ángulos.

 

De aprendizajes y consejos para colegas

¿Cuáles fueron los aprendizajes?

Muchos, la adaptación de un informe especial a radio, la importancia del sonido ambiente, la musicalización, la sensibilidad del entrevistado…todo fue una integración de riquezas e historias que se fueron exponiendo solas.

¿Qué recomendaciones puede entregar a los jóvenes periodistas?

Que nunca vean obstáculos en sus proyectos, que todo fluye y que simplemente se dejen llevar por donde los guía la historia.